Tanteando Malifaux

El lunes 8 de este mes jugué una breve intro de Malifaux. Este juego al que llevo rondando desde hace un tiempo (como a todos los que salen) me atraía por diversos motivos.

  • Por ser un juego de escaramuzas de pocas minis.
  • Me gusta la estética de casi todas las minis, victorianos, steampunk, orientales, etc…
  • Por la mecánica de azar, utiliza cartas en lugar de dados para hacer las tiradas.

Así que viendo que han traducido el reglamento recientemente y que hacían partidas de demostración en mi tienda habitual me lié la manta a la cabeza y ¡A probar!
Una vez convencido el Henchman (el tipo que se encarga de promocionar el juego) para que me hiciera una intro quedamos un día que nos iba bien y dimos las primeras pinceladas. Mis primeras impresiones son que es un juego con reglas sencillas pero tácticamente complejo. Hay un montón de reglas especiales para cada mini pero el hecho de que cada miniatura lleve sus propias reglas en su carta facilita recordar los efectos. Hay muchas sinergias entre miniaturas y hay que saberlas aprovechar.
El planteamiento para hacer diferentes tipos de “tiradas” se basa en coger la mas alta o baja de una a cuatro cartas sacadas de la baraja. Y luego puedes jugar cartas de tu mano.  Esto le añade un control un poco más férreo al factor azar y le añade otra dimensión táctica al juego.

En conjunto el juego me parece lo bastante interesante como para comprarme una banda de ¡Goblins ninja borrachos!.  Sep, pase lo que pase será una buena inversión.

En próximas entradas, más partidas de malifaux y más minis pintadas. Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *