Sellsword 2

Sellsword es el suplemento de Frostgrave que implica escenarios en los que la magia esta mermada. Este sábado pasado jugamos con mi hermano el último escenario de esta minicampaña. Siguiendo con las bandas que nos habían dejado los escenarios anteriores procedimos a adentrarnos en la misteriosa zona de los Pozos de Nulidad (o de Nulificacción, leer con voz épica). En este escenario las bandas se enfrentan como de costumbre. Pero varían algunas cosas. Para empezar hay 5 pozos de Nulidad alrededor de los cuales los hechizos no se pueden lanzar y no tienen efecto. También se introducen unos curiosos PNjs, ¡los terribles hombres nulos!. Seres creados por los experimentos arcanos de los magos pretéritos y que ahora vagan por todo Feldstad. Estos hombres nulos tienen la peculiaridad de que crean también un campo antimagia, ni son afectados por hechizos ni se pueden lanzar en su presencia.

Colocamos los tesoros como habitualmente, elegimos bordes del tablero y empezamos el escenario. Nada más entrar intentamos cada uno despejar su zona de enemigos. Atacamos directamente a los hombres nulos que había y a decir verdad los primeros cayeron fácilmente gracias a la fortuna. En este juego una buena tirada de dados te manda a la tumba a cualquiera. Así mismo un buena armadura les protegió de lo más duro de algunos ataques. Llegando uno a aguantar tres turnos contra un constructo grande y otro a dejar fuera de combate a un matón y a un perro y a mi aprendiz, pese a que peleaba con 4 a la vez. Se conoce que había desayunado fuerte ese día y venia con ganas de repartir.

Progresivamente fuimos adentrándonos en nuestras respectivas mitades del terreno y consolidado las posiciones. A mi particularmente el hecho de haber salido trasquilado la partida anterior me hizo jugar de forma bastante conservadora y a medida que fui consiguiendo los tesoros que tenía más cerca los fui intentando sacar del tablero. La batalla entre las bandas fue bastante escasa. Pero entre los hombres nulos y los encuentros que fueron saliendo tuvimos combate suficiente. Como la araña que acechaba a mi bruja. El hecho de estar cerca de los Pozos de Anulación(venga va, lo pongo bien) no fue problema para que los matones dieran buena cuenta de ella.

Al final cada uno consiguió sacar tres tesoros, mi hermano finalizó la partida sin bajas, yo con un perro un matón y mi aprendiz fuera de combate. Un escenario que jugamos rápido pero no mortal. La minicampaña ha sido muy interesante de jugar. Los tres escenarios me han parecido muy entretenidos y diferentes de los demás que hemos jugado. No hemos podido probar la figura del capitán pero lo incorporaremos a próximas partidas seguro. Ahora toca seguir pintando y montando para hacer crecer este gran juego. Nos vemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *